Del Amor y otras competencias de Liderazgo...

 

Creo que después de Felicidad, es el Amor una de las palabras más buscadas, mal interpretadas, sujetas a especulación y en algunos casos hasta estigmatizada sobre todo cuando se trata del genero masculino, pues la asociamos, equivocadamente con algo más pasional o sexual que con su real valor y significado.

 

Amor, Amore, Love, Liebe, elsker, älskar, liefde, любовь, 愛... No importa el idioma, o el contexto, los significados (son varios) son iguales, y me gusta, entre varios que tiene nuestra Real Academia de la Lengua, la tercera acepción: Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o a algo y es justo esa la que me da pie para escribir este artículo.

 

Amar va mucho más allá de una relación afectuosa, sea familiar o personal, es, en mi concepto, una competencia que deberíamos desarrollar y cultivar todos los líderes, es más, todas las personas, porque como bien decía Facundo Cabral en alguna canción, no se si citando a alguien: "Aquel que trabaja en lo que no ama, así lo haga todo el día es un desocupado" y es que si no sentimos ese afecto, cercanía, gusto o como queramos llamarlo, si queremos evitar la palabra Amor, no lo haremos de la forma correcta y menos con el ingrediente fundamental para exceder los resultados y alcanzar nuestros sueños: Pasión.

 

Los equipos de trabajo están unidos por ese sentimiento poderoso del amor, uno termina "queriendo" a sus compañeros, si tienes un gran líder, lo extrañas si no está y cuando alguien sale del equipo se siente el vacío que esa persona deja, el Amor es el aglutinante, los equipos más apasionados son los que logran mejores resultados, funcionan como una familia, como un gran clan que se apoya, protege, reconoce y reta constantemente y eso se produce porque existe dentro del equipo Amor.

 

Un líder que tenga desarrollada la Competencia del Amor, ve mas allá de los resultados, siente a su gente no como un "recurso" sino como una persona con la cual puede lograr grandes resultados y a la cual con su ejemplo puede inspirar a ser cada día mejor, a la que le puede ayudar a liberar su talento y apoyar en su desarrollo, para que cuando crezca sea, porque no, mejor que él.

 

Conocí alguna vez un líder que decía dar su vida por los miembros de su equipo, a todo el mundo le decía cuanto valoraba a su gente y como eran ellos de importantes para él y para la organización, pero realmente no era un líder coherente, lo que decía no era igual a lo que realmente pensaba, sentía y al final hacía, era una persona sin coherencia, no había amor en sus actos, solo en sus palabras, era una persona que necesitaba desarrollar esa competencia.

 

Ahora, no puedo dar lo que no tengo y justo ese era su problema, el primer paso para desarrollar este Competencia debe ser el de "Amarme a mi mismo", suena como frase de cajón, pero es requisito sine qua non, para poder amar a los demás, amar tu trabajo, tu compañía, tu gente y está persona que menciono carecía de ello.

 

Es relativamente fácil observar en un líder si tiene la competencia o carece de ella, la buena noticia es que como todas las competencias, se puede desarrollar, al fin y al cabo el liderazgo, aunque muchos nacen con dotes para serlo, se va desarrollando a medida que empezamos a jugar el rol, a actuar el papel y al cambiar nuestros comportamientos, cambiamos nuestros hábitos y el uso continuado de estos genera cambios profundos en nuestra vida.

 

Cuando conocemos a alguien que nos gusta, y hablo en el plano personal no laboral, vamos dando los pasos necesarios para conquistar a esa persona, empezamos a actuar diferente, somo más corteses de lo normal, mostramos nuestra mejor cara, y hacemos todo lo que está en nuestras manos para agradarle y hacer que ese sentimiento que despierta en nosotros, se despierte también en ella y logremos así establecer una relación. No es muy diferente en el plano laboral, desde que llegamos a la primera entrevista se da un proceso de "galanteo" donde tratamos de conquistar al entrevistador y si es la empresa la que nos busca, es ella la que trata de "enamorarnos" para que aceptemos su oferta. Al llegar al equipo hacemos todo lo que esté a nuestro alcance para "caer bien", dar una buena primera impresión y lograr ser aceptados (queridos) por el jefe y por el grupo, no hay mucha diferencia entre un proceso y el otro.

 

Un Líder que Ama a su equipo y obviamente a su gente, tiene, en mi concepto, entre otros los siguiente comportamientos:

  • Trata a su equipo como si fueran su familia

  • Asegura que el ambiente de trabajo sea seguro e inspirador

  • Se preocupa cuando alguien falta o se siente mal

  • Inspira con su ejemplo para que hayan buenas relaciones

  • Mantiene un trato respetuoso y amable con todos en el equipo

  • Es coherente entre lo que siente, piensa, dice y hace

  • Valora y reconoce el trabajo bien hecho y corrige y apoya cuando no es así

Se te ocurre alguna más? Déjame tus comentarios para que entre todos enriquezcamos el debate.

Please reload

Featured Posts

10 Consejos para nuevos líderes...

September 20, 2018