Pertenecer o morir...

November 27, 2017

Desde que llegamos al mundo tenemos la necesidad de pertenecer y ser aceptados, viene en nuestra genética y hace parte, seguramente, de millones de años de evolución, pues es una de las formas de satisfacer nuestras necesidades, que según Maslow, empiezan por las básicas o necesarias para subsistir, como respirar, comer o dormir, y luego las de seguridad como un techo o abrigo.

 

 

 

Una vez cubiertas las dos primeras escalas de necesidades la siguiente etapa es la necesidad de Amistad y Afecto y esas, las conseguimos perteneciendo a algo, un grupo, un equipo, una asociación, teniendo una pareja, un grupo de amigos y en muchos casos hasta siendo aceptados por nuestros hermanos y familiares.

 

Esta necesidad de pertenecer nos genera demasiada ansiedad en muchos casos y de hecho, nos desarrollamos en torno a ella, cuando chicos queremos pertenecer y ser aceptados en el jardín infantil, en el equipo de fútbol o en el grupo de los más populares de la clase y así seguimos toda nuestra vida, cada comienzo, cada cambio de colegio, ciudad, trabajo, pareja, nos genera esa misma ansiedad o temor.

 

Cuando llegamos a nuestra vida laboral, el proceso no es diferente y en la medida que vamos escalando en una organización, vamos teniendo la necesidad de pertenecer, de ser aceptado por el grupo de compañeros, de ser aceptado por tu jefe (así te haya seleccionado) y de ser aceptado por la organización para poder ascender y cuando lo logras, hay acciones de ese grupo nuevo, que lleva años funcionando, que hacen que te sientas desplazado, no aceptado, olvidado o poco valorado y con ello viene un incomodo sentimiento de frustración y de no merecer las cosas que hacen mella en tu Actitud.

 

Pero ese no debe ser el camino, nuestra Actitud no debe depender de si nos aceptan o no, de si somos tomados en cuenta o no, eso es realmente problema de los demás, tu trabajo, seguro, vale más que eso y si estás en la posición que estás no es por cosas del destino, es por tu esfuerzo, talento y dedicación, deja que hablen los resultados por ti.

 

"No cambies tu Actitud por el afán de Pertenecer, todo lo que eres es producto de tu Esfuerzo y Dedicación, deja que los resultados hablen por ti"

 

Uno no vale por lo que digan los demás, obviamente debemos cuidar nuestra imagen y reputación, pero valemos por lo que hacemos, por como lo hacemos y por el legado que dejaremos con nuestra gestión.

 

Elkin Darío Botero

 

 

 

Please reload

Featured Posts

10 Consejos para nuevos líderes...

September 20, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

November 27, 2018