PDI_logo.png
Buscar
  • Elkin Darío Botero R.

10 Consejos para nuevos líderes...


Desde hace un par de años tengo la costumbre de publicar diariamente una corta reflexión sobre los temas que me apasionan, Felicidad, Liderazgo, Sueños y otras cositas, ya es un hábito en mi vida y creo que en el de muchas personas, pues si por alguna razón me demoro en publicar en las diferentes redes, recibo uno que otro jalón de orejas de algunos de mis seguidores habituales.


Quiero con este artículo recopilar algunas de esas reflexiones y darlas a modo de consejos a aquellas personas que inician en este camino del liderazgo, pero estoy seguro que cualquiera que esté en este rol, que se convierte en vocación, sin importar los años que lleve, les sacará igual provecho para su vida y buen desempeño.


1. Genera Confianza


Generar Confianza es una tarea de todos los días, debe nutrirse y fortalecerse con las buenas acciones y realizaciones que tenemos en la vida

La Confianza que depositen en ti los miembros del equipo y la que tú demuestres en cada acción, cada reto y cada tarea que pongas a tu equipo es un valioso activo para tu rol de líder, funciona como una cuenta de banco, para poder hacer uso de ella debes haber depositado previamente, no abuses de la bondad de tu gente, cree y confía en ellos y demuéstralo en cada una de tus acciones, la Confianza es la base de tu equipo, Hónrala!!!


2. Conversa con tu gente


La Efectividad de tu Liderazgo, depende del manejo de tus Relaciones y éstas, a su vez, dependen de tener Buenas Conversaciones, ¿que tal si Planeas, Escuchas e Inspiras al Conversar?


Nos creemos, erróneamente, que somos buenos comunicadores porque dominamos los elementos de la comunicación (Emisor, Receptor, Canal y Mensaje), pero más que comunicar un líder debe conversar, la conversación es una poderosa arma para hacer que las cosas pasen y para ello debemos aprender a escuchar, entender y responder con argumentos. Cuando logro que mi propósito se encuentre con el propósito del otro logramos juntos generar una conversación de valor, el resto es desperdicio de tiempo y palabras.


3. Aprende a delegar


La habilidad de Delegar, va más allá de ceder una responsabilidad, tiene que ver con la Confianza y el Respeto prudente con las Decisiones del Otro


Delegar es confiar, pero también apoyar y corregir, la responsabilidad sigue siendo compartida y depende de mí como líder que las tareas delegadas se cumplan a cabalidad y se obtengan los resultados esperados, pero también es respetar las decisiones del otro, es experimentar nuevas alternativas y empoderar a los demás para que aprendan a tomar decisiones, al principio, por nuestro instinto de control, es difícil, pero con el tiempo vamos aprendiendo con la confianza construida que se puede delegar para usar nuestro tiempo y energía en otras tareas.


4. Haz vibrar a tu equipo con tu Actitud


Tu Actitud como líder se Contagia rápidamente a cada miembro del equipo, si quieres obtener grandes Resultados, empieza por cambiar tu forma de actuar y enséñales el camino correcto con tu buen Ejemplo


Dice un entrenador en una conocida película que "Tu Actitud es el aroma de tu corazón...", de ti depende como ese aroma contagia a los demás para que trabajar a tu lado sea una experiencia inolvidable, no puedes exigir de lo que no tienes dentro de ti y la actitud es fundamental para tu éxito y el de tu equipo, una sonrisa, un saludo, un reconocimiento oportuno son el ejemplo que se necesita para que tu equipo también lo haga. Contagia de buena vibra a tu paso!!!


5. Reconoce en Público, reprende en privado


Reconoce en Público los Logros, corrige en Privado los errores, eso es Liderazgo basado en la Motivación, el Respeto y el buen Ejemplo

Por instinto o por naturaleza estamos programados a que ser líder implica reprender, aleccionar, corregir y hasta maltratar al otro, por el mero hecho de tener un poder sobre él, nada más alejado de la realidad, el liderazgo efectivo exige más reconocimiento, acompañamiento y apoyo que látigo, represión y malos tratos. Elogia cada buena acción del equipo en público y deja la corrección para cuando estes a solas con tu dirigido, así mostrarás respeto y darás un gran ejemplo, además de fortalecer la confianza.


6. Involucrate a fondo


Liderar es un ejercicio de acompañamiento y participación en cada tarea del equipo, no es meterse en todo, es que el equipo tenga la seguridad que estarás ahí cuando te necesiten. Tu presencia puede hacer la diferencia!!


El rol de líder no implica alejamiento, ni pedestales y menos oficinas cerradas, todos valoramos más al líder que se involucra, que madruga y trasnocha con el equipo cuando es necesario, que hace parte del equipo como uno más y que actúa cuando su decisión o consejo es requerido, ser un líder lejano o por encima del equipo con arrogancia y prepotencia por el poder que encarna es absurdamente contraproducente para el equipo y para los resultados.


7. Predica con el Ejemplo


Lidera como quisieras ser Liderado, recuerda que tu responsabilidad es con las Personas y tu reto es dejar en ellas un legado de Inspiración y buen Ejemplo. No hagas a los demás lo que no quieres padecer tu


La frase de no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti, es un mantra en mi vida, si no quiero ser maltratado, no maltrato a nadie, sino quiero ser juzgado, trato de no juzgar a nadie, si no quiero ser acosado, mucho menos acoso a nadie, pero cuando asumimos un rol de liderazgo a muchos se nos olvida y asumimos las mismas actitudes que tanto criticamos y nos molestan de nuestros jefes, damos la impresión equivocada que nos queremos desquitar y eso como líder no te queda nada bien.


8. Invierte en tu gente


Tu Legado como líder no se mide solo por los resultados que obtuviste, sino por las personas que inspiraste y formaste para ser mejores que tu


No escatimes en esfuerzos e inversiones por lograr que tu equipo crezca y se desarrolle para ser cada día mejor, es igual que con tus hijos, el mejor legado que puedes dejar en ellos, es el conocimiento y la formación que les transmitiste o facilitaste, jamás los programas de formación son un desperdicio de tiempo o dinero, aprende a escoger los mejores programas, se equitativo con tu equipo e involúcrate en el proceso, los resultados te darán el retorno que necesitas.


9. Se inclusivo no excluyente


No es lo que das a las personas lo que marca su vida, es la forma como los haces sentir, el valor y el reconocimiento que das a lo que hacen y la inspiración y el ejemplo que transmites. Eso es Liderazgo!!!


Es natural que nos queramos rodear de nuestros amigos y de las personas de más confianza para que nos ayuden en nuestro propósito, pero de ahí a excluir personas del equipo por que no son afines a nuestros gustos o condiciones es un grave pecado que como líder no debes cometer, mientras más variopinto sea tu equipo en términos de formación, creencias, cultura y desarrollo, mejores decisiones tomarán, menos errores cometerán y mayores resultados lograrás. No temas a la diversidad, puede que el diferente seas tu.


10. Libera el talento de tu equipo


Liberar el Talento de tu equipo es tu Misión más importante como Líder, no temas que te superen, si ellos crecen tú también lo harás


Deja volar a tu equipo, no les cortes las alas, motívalos a participar en proyectos con otras áreas, dales exposición con tu jefe, rétalos a ser mejores cada día y hazlo sin temor, si ellos brillan, el equipo brilla y tu tendrás la satisfacción de haberlos formado y acompañado en su proceso y de ñapa creces tú también.


No son todos los consejos posible obviamente y esta lista se puede ir mejorando y alimentando con la experiencia, pero estoy seguro que son una buena base para arrancar este maravilloso camino de ser líder o para continuarlo.


Oí a alguien definir dos tipos de Liderazgo, el innato y el circunstancial, el primero tiene que ver con nuestra genética, viene en nuestro sistema interno y lo vemos a menudo en los niños que desde sus primeros años y primeras interacciones grupales, asumen ese rol, organizan a los demás, logran que los sigan y se hacen notar, pero no todos somos así, tan solo un 15% nacen así, y por eso existe el otro tipo, el circunstancial, es aquel que nos llega cuando menos lo esperamos al destacar en algo que hacemos, por nuestro desempeño o simplemente por esos golpes del destino como se dice popularmente, pero en ambos tipos necesitamos formarnos, desarrollar nuestras fortalezas y mantenernos al día en el proceso.

#Desarrollo #Liderazgo #Consejos #Lideres #Confianza #Actitud #Talento #Delegar

87 vistas